Lo que el viento y el 2012 se llevaron

 “This blog had 25.000 views in 2012″

…leí en el mail que me llegó de los administradores de WordPress, por lo que acto seguido apagué la compu por el resto del 2012 con una sonrisa.

Llega este momento del año y me encanta hacer un breve recorrido mental de lo que pasó en el año. Además tengo la rara manía de trasladar las listas mentales al papel, donde enumero todas aquellas cosas que sucedieron en el año por las que quiero especialmente agradecer a Dios. Creo que más allá de los buenos o malos momentos que estemos pasando, todos podemos afirmar que Dios es muy bueno con nosotros, y hace bien acordarse de eso siempre, y especialmente al terminar un año y comenzar otro.

El 2012 fue un año muy especial para Primariolandia, ya que creció muchísimo. Entre otras cosas pudimos participar en la edición de la Llave Maestra, recibimos muchísimos mensajes y pudimos contactarnos con maestras y maestros de diferentes lugares, nos mudamos de aula, etc, etc, etc. Y quiero compartir con ustedes la mayor alegría que en forma personal tengo en relación a Primariolandia.

Durante el año, estuve siguiendo en especial la situación de uno de nuestros alumnos. Cada vez que venía lo notaba muy entusiasmado con la escuela sabática, pero por alguna razón no asistía todos los sábados. Los padres únicamente venían a la iglesia para traerlo a la escuela sabática. Si bien es la realidad de muchos de nuestros alumnitos, me preocupaba éste en especial porque notaba lo mucho que disfrutaba de asistir.  Tiempo después, con todo el asunto de la mudanza de aula, sus padres colaboraron y se involucraron más con la escuelita sabática. Y esto creo que fue uno de los factores claves. A partir de allí según mi (seguramente selectiva) memoria,  comenzó a asistir con mayor regularidad.  Y este último sábado, Dios me dio el regalo de poder ver a toda la familia sentada en el sermón. No se si fue la primera vez, o la única, o la última, pero a mi me movilizó y emocionó muchísimo. Ver a toda la familia en la iglesia reafirmó mi convicción de que el trabajo que hacemos por los niños en la iglesia es importante, y que debemos orar mucho más por nuestros alumnos y sus familias.

En relación a esto, comparto con ustedes  algo que leí justo esta semana en Internet:

Cada niño de tu clase significa el mundo entero para alguien (o algo así)(los genes traductores no están intactos)

Lo que hacemos no solo impacta a nuestros alumnos, sino también a quienes los rodean.

En fin, aparte de hacer la lista de agradecimientos, me encanta hacer una con resoluciones para el nuevo año. Y una de ellas es la de seguir sirviendo a Dios en esta tarea y en lo que se necesite.  De todo corazón deseo que Dios pueda inspirar en ustedes esta misma convicción, y que nos podamos seguir leyendo por este medio o por algún otro.

Me puse un poco nostálgica, y elaboré un top 10 con algunos de los lindos recuerdos que quedaron en Primariolandia en este 2012.

Top 10 del 2012

Bueno, esta adicta a las listas se despide y, sumando a los buenos deseos anteriores, espero que en este nuevo año la cercanía de Dios les de motivos para escribir largas listas de agradecimientos y resoluciones cumplidas.

Un abrazo,

Gise.

pd: un especial agradecimiento a nuestros padres que de las 25000 views, habrán hecho 20000 jaja

En Primariolandia el 2012 se nos pasó volando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s