Misión Ring-Raje 2.0

Tras contarle que ya hace 6 años que estoy de maestra en Primarios, alguien me preguntó:

“Y…¿ya no sentís que se te acaban las ideas?”

Y yo…

 eye roll

Pfff… con ganas de decirle: “bienvenido a la vida del maestro de escuela sabática”. Creo que la sensación de no tener ideas nuevas es bastante popular en el gremio no? Ya les había comentado algo de mis luchas con la idea de repetir lo de los agentes misioneros secretos…bueno, algo parecido me pasó con lo de repetir la misión ring-raje. ¿Será que saldría bien otra vez? ¿se engancharán los chicos?, me preguntaba. Tampoco se me ocurrían misiones nuevas…

Tras una reunión con el nuevo equipo de profes (no se imaginan el aire fresco y las pilas que trajeron!), acordamos que era necesario una “revitalización” (existe esta palabra? supongamos que si…) de los agentes, y la misión ring-raje podría ser la respuesta.

Miren cuán revitalizados quedaron los agentes… (y los profes, ni les cuento!)

IMG_3810

“Seño, calláte y dejános ver las fotos”

El modus operandis fue básicamente el mismo que la vez anterior, solo que esta vez quisimos que los chicos participen más en la preparación de los regalos a repartir, así que pautamos encontrarnos en mi casa el viernes de tarde anterior para cocinar y hacer tarjetitas. Asistieron 3 entusiastas agentes (“podemos quedarnos a dormir en tu casa seño?” me preguntó Ari)

Veremos como aumentar la convocatoria para la próxima, pero me pareció un cambio súper positivo con respecto a la vez anterior. Que ellos sean parte del proceso! Los paquetes a repartir quedaron así:

IMG_0109

Después que se fueron los chicos de casa, las seños nos fuimos a organizar el recorrido de las misiones, alertando a los beneficiados, cosa de que se hagan los que no los ven a los chicos (y si…una patota de agentes secretos pierde todo secretismo en cuestión de segundos).

Seguimos. Sábado de mañana, horario habitual de escuela sabática, aparece el agente (pasión de multitudes acá en Primarios A), con su maletín y 5 sobres. En cada sobre había un mapa de nuestro querido pueblito, con el destino de cada misión marcado.

IMG_3773

1ºMisión: Cocineros del Centro Adventista de Vida Sana (CAVS). De esta misión no tengo fotos, pero una lástima porque no saben el blooper que nos mandamos. La idea era dejarles el paquetito, tocar el timbre y escondernos no? Bueno, los colgados de los profes los mandamos a tocar el timbre con el agente, sin llevar el paquete que tenían que dejar…obviamente que los chicos con toda la adrenalina no se percataron del detalle. Los que sí se dieron cuenta fueron los cocineros que salieron a chequear la puerta y no encontraron nada ja  en ese momento caímos en cuenta y no podíamos más de la risa.

Decí que la buena gente del CAVS se avivó, y entró nuevamente, dándonos una oportunidad de enmendar nuestro erroraaazo (léase con acento cordobés).

El descuido deja en evidencia que los “adrenalínicos” no eran sólo los chicos no?

2ºMisión

Terminal de ómnibus de nuestra localidad, Sra. que trabaja en informes.

3ºMisión

Misma misión que la vez anterior. Visita a los enfermeros de guardia del Sanatorio Adventista del Plata. (como verán, un agente de lujo tenemos, gracias Franco!!)

4º Misión

Policía de nuestra Localidad. No se imaginan lo nerviosos que estaban los chicos…

“nos pueden disparar Seño!”

Obviamente no contuvimos nuestra imaginación para agregarle adrenalina a la misión (“ellos saben vigilar, así que tenemos que ser más silenciosos que nunca”)

5°Misión

Llevamos alimentos a la casa de alguien que los necesitaba.

Vieron lo que es tener un buen fotógrafo? La historia se cuenta sola (gracias Adriel, genio total!)

Más allá de lo divertido que fue y lo bien que la pasamos todos, me gustó mucho las ideas de misiones que surgieron con el equipo de profes. Al estar en un pueblo con mucha presencia adventista, cosas para hacer hay, y gente para ayudar sobra…pero muchas veces nos resulta difícil identificar a quiénes y cómo hacerlo. Hoy estuvimos orando en la escuelita para que Dios pueda usar nuestras pequeñas misiones y transformarlas en algo más grande. O, aunque sea, para seguir haciendo misiones secretas y no tan secretas, y contagiarle ganas a otros.

Otro de los objetivos cumplidos tenía que ver con el envión anímico para los agentes misioneros, que tendrán que seguir cumpliendo misiones hasta Diciembre (las fuerzas estaban flaqueando). Hoy llegó Dylan preguntando si nos íbamos a cumplir más misiones con el agente. Ahora sigue el desafío de ayudarlos a aprender a hacer misiones solos.

Hoy, rememorando aprendí que no importa si la idea es vieja o nueva, siempre que Dios pueda usarla para suplir necesidades vigentes. Y espero que haya servido para eso.

Que tengan una semana con muchas misiones cumplidas!

Gise

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s