Aprendiendo de Rony McDonald’s

“¿Qué puede aprender la iglesia de McDonalds?” es el titular de una revista cristiana que me mostró mi mamá hace un tiempo. No me apedreen, los aprendizajes no tienen nada que ver con la reforma pro salud ja. El artículo hace énfasis en cómo esta cadena multinacional sabe entender y adaptar sus instalaciones, haciéndolas atractivas y accesibles para los niños.

¿No les dan ganas de zambullirse ahí?

Fuente

Los de mi generación probablemente recuerden la alegría de ir ocasionalmente (muy muy, en mi caso) a este lugar donde todo era de colores, con juegos gigantes, pero mesas y asientos adaptados a nuestro tamaño, todo irrompible,  hasta la hora de comer era divertida porque la bandeja venía con un individual con dibujos para mirar y/o pintar. La comida resultaba totalmente opacada por el regalito de la cajita FELIZ. Si, todo es “felicidad” en ese lugar (excepto si no te quieren comprar la cajita feliz, o cuando llega la hora de irse).

Fuente

Por más que me parece obvio, aclaro que estoy a años luz de defender y promocionar el negocio de Rony Mc Donald’s (otro día charlamos de todo lo que tenemos que no aprender de ellos ja). A lo que apuntaba el artículo y lo que pretendo con este post es que reflexionemos acerca del impacto que tienen los ambientes físicos en nuestras emociones y nuestro comportamiento. Por ejemplo, en este momento estoy sentada escribiendo en un local de una exitosa cadena de confiterías. El aroma, la música de fondo, los muebles, la sonrisa y buen trato de los que atienden, todo eso hace que uno termine pagando un poco más por algo que podría conseguir en otro lado. Creo que uno de los secretos de estas cadenas súper exitosas reside en el cuidado e importancia que le otorgan a sus espacios.

Ahora traslademos esto a nuestra tarea…si bien las iglesias no son un lugar de consumo, uno no va para que lo sirvan y entretengan, creo que es válido e importante que nos preocupemos por que sean lugares cómodos y agradables que colaboren y potencien el logro de sus objetivos.

Me pregunto: ¿Estamos preocupándonos suficiente por los espacios físicos de nuestra iglesia? ¿Y de nuestras aulas?¿Qué nos transmiten? ¿Qué les provocan a nuestros niños? ¿Ganas de quedarse? ¿Los entusiasma a aprender más de Dios?

Cualquier parecido con la realidad, NO es pura coincidencia

Cualquier parecido con la realidad, NO es pura coincidencia

Mi idea es dedicar este y algunos post más a profundizar en el tema de la ambientación.

Creo que si bien hay muchas áreas en las el Ministerio del Niño de nuestra denominación que están muy avanzadas, en cuanto a lo pedagógico, su organización, etcétera, la ambientación es algo en lo que, por lo menos en esta región del mapa, nos falta crecer mucho (lo que no quita que pueda ser que en otros países las aulas de niños de la iglesia adventista sea la envidia de Mc Donald’s) la ambientación es el área más floja.

Pero así como considero que es lo peorcito que tenemos, creo que hay un potencial no explotado que es cuestión de darle rienda suelta no más.

Y si le damos rienda suelta? Se animan???

Con Sabri hace unos meses armamos un tipo de guía de ambientación, para una charla que dimos en Buenos Aires. Mi idea es transcribir algo de lo que preparamos aquella vez, que lejos de ser la posta acerca de este tema, es una condensación de nuestras buenas y malas experiencias, convertidas en una serie de tips que creo que pueden servir de inspiración para el camino que cada uno de ustedes emprenda con respecto a este tema.

Dada la fecha, y la altura del trimestre en la que estamos creo que es EL momento ideal. Dentro de un par de semanitas tenemos que empezar a maquinar las cosas para el nuevo trimestre.  Así que estamos a tiempo de ir viendo tips que sirvan para apedrear el excusómetro (no tengo plata, no tengo tiempo, no tengo ayuda, tengo 3 alumnos, lo que tengo alcanza) y empezar a incubar cambios.

Larguito larguito el post ja felicitaciones por perseverar y llegar a final sin cerrar la pestaña jaja prometo ya termino!

Lo último de lo último que quiero decirles es que sé que soy re pesada con esto, pero les suplico nuevamente que si tienen unos minutos de más comenten el post o escríbanme por algún medio con sus opiniones. Sucede que necesito algún tipo de feedback para tener una idea de si vale invertir tiempo en este tema, si tienen ganas de que lo profundicemos, o prefieren que escriba de otra cosa (o que no escriba jaja es una opción también). .

Confieso que los “requete” entiendo con lo de no escribir, yo hace mil años que tengo una adicción importante a los blogs, leo miles y comento un 10% de los que leo…da fiaca, es así, peeero bue, les pido ese esfuercito así me orientan un poco.

El próximo post se viene con los flamantes “mandamientos de la ambientación”.

Un abrazo!!

Gise.

Huye cual ave…de la rutina

¿Cómo están tanto tiempo? Heme aquí tratando de ponerme al día con el blog después de una semana repleta de trabajos prácticos.

Me quedó pendiente contarles que el sábado ante pasado terminé contando la historia de Pablo, Bernabé y Juan Marcos utilizando el franelógrafo. Resulta que yo no recurría a este sistema desde aquellas tardes de sábado en las cuales, mientras mis padres dormían la siesta, yo armaba mi filial de escuela sabática con mis fieles peluches y les contaba la historia con el franelógrafo. Así que tenía muchas expectativas de cómo iba a resultar.

Dio muy buenos resultados! Y fue algo que nos sorprendió mucho a los maestros que estábamos,  porque justo este sábado habían 28 inquietos niños, así que pensamos que mantener la atención iba a ser más difícil. Pero funcionó a la perfección.

Hablando de esto luego con mi sabia madre, me decía que la clave es el cambio. El franelógrafo es un recurso muy atractivo para los niños. El problema es que por mucho tiempo fue el único recurso utilizado, por lo tanto, saturó bastante.  El tema es que lo mismo puede pasar con cualquier recurso que utilicemos con mucha frecuencia.Entonces una de las claves para mantener la atención vendría a ser la variedad, la sorpresa, huirle a la rutina.

¿Qué estrategias se pueden utilizar para contar la historia? Les cuento algunas que solemos utilizar:

  • Enseñar gestos o palabras claves a mencionar en la historia que los niños tengan que hacer cada vez que las decimos (actividad que muchas veces sugiere el manual).

  • Maestro/a con disfraz del personaje, relata la historia en primera persona.

(El profe Claudito ya está terminando el “Doctorado en interpretación de personajes bíblicos”)

De esta forma, a veces les damos elementos a los chicos que los involucren más en la historia. Por ejemplo en alguna de las tantas historias en las que Pablo está en la cárcel, los chicos estaban “encadenados” (de paso, buena estrategia disciplinaria jaja) 

  • Disfrazar a todos los chicos, y hacer que representen la historia a medida que la vamos contando (otro recurso que usamos bien seguido)

  • A veces optamos por disfrazar a algunos no más…

  • Franelógrafo

  • Cambiar la ubicación. A veces con solo cambiar el frente al cual tienen que mirar los chicos, o cambiar la posición de las sillas…o incluso sentarse en el piso, puede ser una forma de variar y atraer la atención de los chicos.

¿Qué les parece? ¿Qué estrategias utilizan ustedes? Así hacemos una lista más larga!

La semana pasada tuve una redada de ideas maravillosas para ambientar las aulitas! así que próximamente haré un post con los hallazgos (y si, tengo que dejar anzuelo para que vuelvan a visitar che!!)

Como adelanto dense una vueltita  actividad que sucedió en algún lugar de Mississippi (tenía ganas de escribir esa palabra, es como divertida ja)

La idea era que los niños pasen una tarde en “Nazaret”, haciendo manualidades, instrumentos musicales de la época y escuchando historias. Me encantó la ambientación!

Inspirador no? Sigan mirando fotos haciendo clic acá.

Llegamos a los 200 me gusta en facebook!!! gracias a todos por el apoyo y los lindos mensajes!!

Saludos desde las colinas de Entre Ríos!

Una maravilla mundial, en Primarios!

El año pasado, los argentinos aplaudimos orgullosos la noticia de que las cataratas del Iguazú fueron elegidas oficialmente (para nosotros obviamente siempre lo fueron) como una de las maravillas del mundo.  Y “maravilla”, sí, esa es la expresión que se me escapó cuando volví del viaje, y vi como quedó el aulita con la decoración del nuevo trimestre.

Por la variedad de escenarios que abarcan las historias de este trimestre, nos costaba decidirnos por una ambientación. Así que, optamos darle prioridad al rincón misionero, el cual como sabrán, incluye a la División Asiática del Pacífico Norte.  Ya que estamos trabajando una idea relacionada con las Filipinas (ya les contaré!!!) y demás islas, quisimos remitir la imaginación de nuestros niños a estas lejanas islas. Y, gracias a Dios por la creatividad y la excelente mano de obra de Sabri, Mirna (la mamá de Sabri, que estando de visita no pudo escapar)(de paso, ya tiene un doctorado en este rubro), Maira y Cole, creo que lo vamos a lograr. Menciono a los artistas porque sí! soy una amiga orgullosa! El resultado de tanto talento junto fue esta hermosa cascada, con todo un mundo submarino a la vista, apto para “sumergirse”. Sí, los chicos pueden meterse abajo porque esta hecha sobre un techito que antes usábamos como casita.

En fin, basta de palabras, y los dejo con las fotos para que me digan si estoy exagerando o no!

Banquitos reciclados

Dado que por lo general manejamos un presupuesto limitado, me encanta encontrar propuestas donde estén involucrados materiales reciclados. Van a ver que en los posts van a encontrar muchas!

Estos bancos hechos con cajones de fruta además de servir para sentarse, permiten guardar objetos en su interior. Me pareció una buena propuesta que se podría destinar para el momento en el que los niños necesitan de un espacio adecuado para realizar actividades artísticas. ¿Qué les parece?

Espero sus ideas y comentarios!

Ambientación del aula de éste trimestre

Este trimestre decidimos empezarlo remodelando casi totalmente la ambientación del aula, y dado que en las lecciones íbamos a tener muchas historias de reyes y reinas decidimos decorar estilo palacio. A continuación algunas fotos de como quedó!