Al que transpira…

Dios inspira.

Mi versión del tan conocido refrán “al que madruga”. Les cuento que ayer me lo escribí en una pizarra que tengo en mi escritorio, como para tenerlo bien presente esta semana en la que tantísimo tengo que avanzar con mi tesis, pero que también se relaciona mucho con lo que nos compete acá. Si si si, me hice desear (u odiar, o abandonar) un tiempito, pero acá estoy retomando con los “mandamientos de la ambientación”:una guía practiquísima para mejorar nuestras ambientaciones.

Soñarás

Como vimos en el post anterior, este “manda” (para los amigos) hace referencia a esto de dejar volar la imaginación, de pensar soñar en grande. Estuvieron buscando ideas? Con varios ya estamos contactados por pinterest!! Vamoo, que plagamos de carpetas con pines soñadores para nuestras aulas. Recreemos la vista con cosas grandiosas que parezcan imposibles, porque suelen gestar ideas (o de última, suleen ser más fáciles de replicar de lo que nos imaginamos).

Bueno, ahora que ya tienen una imagen soñada de lo que les gustaría hacer en el aula, sigamos!

Invertirás

Hermanito siamés del Manda 1. No hay sueño que se concrete sin invertir tiempo y energía, así como tampoco hay inversión que valga si lo que emprendemos no nos entusiasma, no nos permite crecer, no nos sacude.

Así que una vez que encontramos esa idea que nos entusiasma, ahora hay que bajarla de un hondazo, y traducirla a acciones específicas que la hagan realidad. Y acá, tanto la creatividad como el arte de la organización y efectividad, son las cualidades que van a garantizar que la inversión de tiempo y energía sea la justa y necesaria para lograr lo que queremos. Es decir, que la transpiración sea un negoción (tiembla Neruda).

Antes de seguir, hay un mito bastante popular que también necesitamos bajar de un hondazo (creo que estoy a full con la metáfora del hondas o, motivo de mi guerra con una plaga de palomas muy cómodamente instaladas alrededor de mi casa, por lo que no dejo de fantasear con agarrar la onda cual David y derramar sangre). Ejem, volviendo, por favor desterremos de nuestra cabeza la idea de que no somos lo suficientemente creativos como para generar buenas ideas. A esta excusa la he escuchado mucho. Y confieso que me irrita un poco cuando me dicen “ahhh pero es que ustedes son re creativas”. Más allá del halago, que es lindo obvio (que igual creo que lo nuestro es más “emprendedorismo” que creatividad), lo que me molesta es que siento que detrás de ese comentario esta la creencia de que las ideas caen danzando mágicamente desde la estratosfera hasta depositarse en nuestras cabecitas.

Si bien la idea de ver caer ideas danzantes desde el cielo no es algo que me desagrada,  nada más lejos de la realidad. Crear lleva tiempo, lleva esfuerzo. Y ahí está el punto, se me ocurre que por cuestiones de personalidad y experiencias, hay personas que se animan a crear más, y por ende desarrollan la creatividad más que otras. Pero todos, absolutamente todos somos seres creativos (y cómo no serlo si estamos hechos a imagen de el Ser más creativo que existe???!!).

                 “Fui creado para crear”

Así que la creatividad implica una inversión considerable de tiempo, y esfuerzo.

Según como lo veo, esta inversión tiene dos partes:

  1. “Craneamiento”:  momento en el que el equipo de maestros se reúne y planifica. Acá se traducen las ideas soñadoras en acciones concretas a seguir. Nosotras lo que solemos hacer es juntarnos en alguna de nuestras casas, mirar las fotos que tenemos como modelo, y en base a eso en un papel dibujamos un planito del aula, y en qué lugar pondríamos cada cosa. Este es el momento también en el que Sabri mirando las fotos me dice qué materiales necesitaríamos conseguir, y en el que pensamos a quiénes tendríamos que pedirle ayuda (por ejemplo si hay cosas de carpintería, o alguien que sepa dibujar muy bien, hacer agujeros en la pared, etc). Si bien todo esto lleva tiempo, después es ganancia porque cuando finalmente vamos al aula, tenemos una idea clara de lo que hay que hacer, contamos con ayuda y ya con los materiales.
  2. Mano de obra: este es el momento de concretar todos los planes, o sea, recortar, pegar, armar, pintar, acomodar, etc. Lógicamente es lo que más tiempo lleva. Y en este punto no puedo endulzar el tema, cuando digo que lleva tiempo, me refiero a bastante tiempo.Si bien estamos tratando de ser más organizadas y no dejar todo para último momento, hasta ahora cada vez que cambiamos la ambientación del aula decimos que llegó el momento de “acampar en la iglesia”. Porque literalmente pasamos horas y horas allí (por no poner días). Mientras escribo esto me agarra miedo de que se desanimen considerando el poco tiempo disponible que tienen. Nooo por favor! nosotras porque somos hijas hermanas de sangre del rigor,  y nos ha resultado hacer todo “de un tirón” y listo. Con buena organización (y delegación) se ahorra tiempo a lo loco. Y créanme, que toda la inversión de sudor es recompensada.

Notarán de que hablo de transpiración e inversión de tiempo, y no de plata. Si señores, a propositísimo, porque soy una firme defensora de que no hace falta tener billeteras espectaculares (o tesoreros de iglesia espectacularmente generosos) para lograr resultados espectaculares. Con creatividad + la lista de precios cuidados en materiales de decoración, se puede!!! (y obvio que partiendo de la base de que tenemos un Dios poderoso)

Qué es esta lista???? esto lo veremos en el próximo capítulo (metía misterio). No, es que justo hoy estuve leyendo que los buenos post se caracterizan por decir mucho en pocas palabras (ehh no), cortar el texto cada 5 renglones con imágenes o algo (ehhh tampoco), así que a los que aguantaron hasta acá muchas gracias, se ve que les interesa (o son familiares míos ja).

“Soñar en grande” (lo cambien un poquito para no plagiar a Ben Carson)(aspirante a presidente de EEUU???)(lo de pensar en grande le pegó fuerte parece) vuelvo, soñar en grande implica un esfuerzo grande. No hay magia, nos va a llevar tiempo y mucho desodorante antitranspirante, pero si  realmente creemos en la trascendencia de lo que estamos haciendo, lo vale cada minuto.

Nada mejor para describir estas recompensas, que esto que nos escribieron hace un tiempito Luz, Fernando, Bethsy y Carmen, desde, como ellos definieron: “Primariolandia, sede Palermo”:

” (…)La verdad que siempre se nos pasó mandar fotos de la sala, pero esta vez no podíamos dejar de hacerlo, porque después de muchísimo tiempo hoy volvimos a tener decoración en nuestra salita. Al ver las caras de sorpresa de los nenes cuando llegaron nos pusimos re contentos (hasta decían “Tenemos un país!!” jaja), y queríamos compartirlo con vos y tu equipo, porque estamos seguros que ustedes sienten lo mismo al ver como los chicos disfrutan de lo que hacemos por ellos y que eso los incentiva a seguir aprendiendo de Jesús.
Estamos muy motivados a seguir con esta tarea (…)”

Y adjuntaron estas fotos, que las voy a publicar sin todavía estar autorizada (perdón chicos, es la emoción!!)

IMG_20150411_133932

IMG_20150411_133759

Es tan lindo todo que siento que si agrego algo lo arruino. Lo comparto con ustedes, equipo.

Un abrazo,

Gise

Anuncios

Ambientadores de interiores

Antes de pasar a la parte más práctica de esa seguidilla de temas acerca de la ambientación de las aulas, se me ocurrió que estaría bueno explicar por qué hablo de ambientar y no de decorar.

Según como lo entiendo, la decoración forma parte de la ambientación, pero ésta última implica algo más amplio y profundo.

Si pienso en la decoración del aula es probable que tenga en cuenta qué cosas poner en el aula para que quede prolija, linda y atractiva para las personas que asistan y para uno mismo (que de última somos los que más tiempo pasamos allí). Pero, si pienso en cómo crear un ambiente determinado en el aula, que me ayude a cumplir y enriquecer los objetivos de aprendizaje que tengo para mis alumnos, ahí estoy hablando de ambientar.

De todas las que he visto, una de mis ambientaciones favoritas (recomiendo que entren en la página a deleitarse)

Fuente

Es así que si nos proponemos ambientar en vez de decorar, la planificación de nuestras actividades pasa a un lugar VIP. No puedo pensar en cómo quiero que esté organizada el aula si todavía no tengo claro lo que quiero lograr, el para qué cambiar las cosas que ya tenía.  Y este es un punto en el que yo me he equivocado mucho. “Fin del trimestre” por mucho tiempo para mi implicó “nuevo lugar a donde van las ofrendas, nuevas historias, así que hay que cambiar la decoración”.

Hasta que en algún momento hice el clic, y empecé por detenerme a pensar qué queríamos lograr con los chicos ese trimestre. En qué considerábamos que teníamos que mejorar, en qué aspectos sentíamos que necesitábamos concentrarnos. Es así que el comentario “no están llegando temprano; no leen la lección”, desencadenó el invento de un nuevo incentivo, por ejemplo aquella vez con “el innombrable”, y tremenda quemada de neuronas nos llevó a querer que los chicos lo disfruten y valoren, así que nos pusimos a pensar en el lugar donde iba a estar el juego, y cómo hacerlo divertido.

El objetivo guió la ambientación.

Así les puedo contar muchos ejemplos, pero no quiero ponerme repetitiva (lo reto a mi papá por esto, perdería autoridad). El objetivo de nuestra tarea, lo que queramos enseñar es lo más importante. Pero el cómo y el dónde se pelean por el segundo puesto.

El dicho “la facha es lo de menos” no se aplica cuando de aulas y educación se habla. Me acuerdo que cuando era chica, algunos domingos después de ir al club de conquistadores, pasábamos con mi papá por “el fortín” (los que viven en Florencio Varela sabrán a dónde me refiero) a comprar una porción de papas fritas. Eran la gloria. Las papas fritas. “El fortín” no. El “local” quedaba al lado de un descampado donde se hacían domas de caballos y otros tipos de eventos populares. Estaba hecho con chapas, sin paredes, poco iluminado, mucho humo y olor a fritanga, mucho polvo y poca escoba. Como se imaginarán, no nos quedábamos a comer ahí. Esperábamos nuestra porción (salía $1,50!!!) y nos íbamos a comerlas a casa (si es que alcanzaban a llegar ilesas). Algo que no pasaba nunca cuando íbamos a McDonald’s (mucho menos frecuente, por cierto). Las papas fritas eran buenas en los dos lados. Pero sólo de uno de ellos no me quería ir.

Creo que es el único McDonald’s no atractivo para niños.

Nosotros cada sábado les damos algo mucho más lindo e importante (y sano!!) que las papas fritas. Y es tan bueno y relevante, que no importa que estemos bajo 3 chapas o en un aula con piso parqué, Dios va a guiar a sus niños cada sábado a ese lugar. Pero en nosotros está gran parte de la responsabilidad de hacer que sea cual fuere el lugar en el que nos toca estar, sepamos crear un ambiente al que los chicos estén desesperados por volver. Que no quieran delivery ni automac, que quieran estar ahí.

Mi desafío es que nos creamos que somos “ambientadores de interiores” ahora que empieza un nuevo trimestre, y pensemos cómo diseñar un espacio que nos ayude a cumplir lo que nos proponemos, un espacio adaptado a la edad y las características de nuestros alumnos, y que sea atractivo y entretenido.

Se la creen conmigo? Los leo!!

un abrazo,
Gise

Aprendiendo de Rony McDonald’s

“¿Qué puede aprender la iglesia de McDonalds?” es el titular de una revista cristiana que me mostró mi mamá hace un tiempo. No me apedreen, los aprendizajes no tienen nada que ver con la reforma pro salud ja. El artículo hace énfasis en cómo esta cadena multinacional sabe entender y adaptar sus instalaciones, haciéndolas atractivas y accesibles para los niños.

¿No les dan ganas de zambullirse ahí?

Fuente

Los de mi generación probablemente recuerden la alegría de ir ocasionalmente (muy muy, en mi caso) a este lugar donde todo era de colores, con juegos gigantes, pero mesas y asientos adaptados a nuestro tamaño, todo irrompible,  hasta la hora de comer era divertida porque la bandeja venía con un individual con dibujos para mirar y/o pintar. La comida resultaba totalmente opacada por el regalito de la cajita FELIZ. Si, todo es “felicidad” en ese lugar (excepto si no te quieren comprar la cajita feliz, o cuando llega la hora de irse).

Fuente

Por más que me parece obvio, aclaro que estoy a años luz de defender y promocionar el negocio de Rony Mc Donald’s (otro día charlamos de todo lo que tenemos que no aprender de ellos ja). A lo que apuntaba el artículo y lo que pretendo con este post es que reflexionemos acerca del impacto que tienen los ambientes físicos en nuestras emociones y nuestro comportamiento. Por ejemplo, en este momento estoy sentada escribiendo en un local de una exitosa cadena de confiterías. El aroma, la música de fondo, los muebles, la sonrisa y buen trato de los que atienden, todo eso hace que uno termine pagando un poco más por algo que podría conseguir en otro lado. Creo que uno de los secretos de estas cadenas súper exitosas reside en el cuidado e importancia que le otorgan a sus espacios.

Ahora traslademos esto a nuestra tarea…si bien las iglesias no son un lugar de consumo, uno no va para que lo sirvan y entretengan, creo que es válido e importante que nos preocupemos por que sean lugares cómodos y agradables que colaboren y potencien el logro de sus objetivos.

Me pregunto: ¿Estamos preocupándonos suficiente por los espacios físicos de nuestra iglesia? ¿Y de nuestras aulas?¿Qué nos transmiten? ¿Qué les provocan a nuestros niños? ¿Ganas de quedarse? ¿Los entusiasma a aprender más de Dios?

Cualquier parecido con la realidad, NO es pura coincidencia

Cualquier parecido con la realidad, NO es pura coincidencia

Mi idea es dedicar este y algunos post más a profundizar en el tema de la ambientación.

Creo que si bien hay muchas áreas en las el Ministerio del Niño de nuestra denominación que están muy avanzadas, en cuanto a lo pedagógico, su organización, etcétera, la ambientación es algo en lo que, por lo menos en esta región del mapa, nos falta crecer mucho (lo que no quita que pueda ser que en otros países las aulas de niños de la iglesia adventista sea la envidia de Mc Donald’s) la ambientación es el área más floja.

Pero así como considero que es lo peorcito que tenemos, creo que hay un potencial no explotado que es cuestión de darle rienda suelta no más.

Y si le damos rienda suelta? Se animan???

Con Sabri hace unos meses armamos un tipo de guía de ambientación, para una charla que dimos en Buenos Aires. Mi idea es transcribir algo de lo que preparamos aquella vez, que lejos de ser la posta acerca de este tema, es una condensación de nuestras buenas y malas experiencias, convertidas en una serie de tips que creo que pueden servir de inspiración para el camino que cada uno de ustedes emprenda con respecto a este tema.

Dada la fecha, y la altura del trimestre en la que estamos creo que es EL momento ideal. Dentro de un par de semanitas tenemos que empezar a maquinar las cosas para el nuevo trimestre.  Así que estamos a tiempo de ir viendo tips que sirvan para apedrear el excusómetro (no tengo plata, no tengo tiempo, no tengo ayuda, tengo 3 alumnos, lo que tengo alcanza) y empezar a incubar cambios.

Larguito larguito el post ja felicitaciones por perseverar y llegar a final sin cerrar la pestaña jaja prometo ya termino!

Lo último de lo último que quiero decirles es que sé que soy re pesada con esto, pero les suplico nuevamente que si tienen unos minutos de más comenten el post o escríbanme por algún medio con sus opiniones. Sucede que necesito algún tipo de feedback para tener una idea de si vale invertir tiempo en este tema, si tienen ganas de que lo profundicemos, o prefieren que escriba de otra cosa (o que no escriba jaja es una opción también). .

Confieso que los “requete” entiendo con lo de no escribir, yo hace mil años que tengo una adicción importante a los blogs, leo miles y comento un 10% de los que leo…da fiaca, es así, peeero bue, les pido ese esfuercito así me orientan un poco.

El próximo post se viene con los flamantes “mandamientos de la ambientación”.

Un abrazo!!

Gise.

Punto frozen

Los que estamos por este lado del mundo, estamos viviendo días “punto frozen” que sólo se disfrutan bajo varias capas de ropa. Hace unos trimestres atrás, intentamos reflejar ese punto frozen en nuestro rincón misionero, ya que ese trimestre las ofrendas estaban destinadas a lugares donde la nieve es cosa de todos los días. Dos semanas atrás, en el pretrimestral de la Abo en la iglesia de Palermo, lo volvimos a armar, para mostrar una opción posible de ambientación en este trimestre.

20140708-210748-76068448.jpg

Los materiales que utilizamos son los siguientes:

  • Guata (como alfombra)
  • Algodón (se pueden comprar directamente pompones, o sino hacerlos)
  • Tanza
  • Cartulina metalizada plateada (para hacer los copos de nieve)
  • Guirnaldas verdes navideñas (no sabría describirlas de otra forma)

 

20140708-210749-76069030.jpg

20140708-210747-76067743.jpg

 

El rincón lo armamos un ratito antes de que comience el pretrimestral, y la idea era usarlo en carácter ilustrativo. Lo ideal sería llenarlo mucho más de guirnaldas de copos de nieve (tanto los cristales en cartulina y los de algodón). Miren que lindos quedarían…

Con respecto  a los copos hechos en cartulina, no las puedo ayudar mucho porque yo no los hice(ya he hecho referencia a mi incompetencia artística con tijeras), peeero las hacedoras (Marle y Sabri) me han revelado la receta mágica: mirar alguno de los miles de millones de tutoriales que hay en youtube. De hecho recién hice la prueba y encontré miles.

como hacer copos de papel

 

Las chicas hicieron unos copos en 3D como los que aparecen acá arriba, en papel blanco común y después los pintaron con aerosol plateado. Acá encontré algunas fotos….

IMG_0972

IMG_0975

 

Para mantener blanca la “alfombra”, los chicos tenían que sacarse los zapatos y luego ir a sentarse. Parece una pavada pero me acuerdo que estaban “chochos” (contentos, entusiasmados) de “estar en la nieve” (son felices con tan poco!!)

Algunos me están preguntando qué hicimos para el nuevo trimestre. Ufff mucho para contar…lo estoy posponiendo porque justo viajé así que no tengo fotos todavía, y nos están faltando terminar algunos detalles… pero seguramente pronto estaré escribiendo acerca de eso.

Espero que hayan pasado un hermoso sábado, y me despido con este mensaje con el que me topé hace unos días en la interné.

Fuente

Un abrazo,

Gise

 

Palletlandia

Buenas tardes a todos! tarde vengo a mostrarles la ambientación de este trimestre, pero me aferro al sabio dicho “mejor tarde que nunca”. Esta vez la decoración fue bastante económica y eco-friendly, ya que nuestra “materia prima” fueron los pallets que teníamos abajo del barco. A esos pallets súmenle papel, pintura, sudor y lágrimas (ja)  y chanannnn tenemos una aldea símil “Israel en los tiempos bíblicos”.  Como van a ver, no es muy sofisticado el s mantener parado cada pallet, y hasta ahora no se han registrado víctimas ni derrumbes, así que vamos bien. Para el rincón misionero la capa de Agus dibujó el mismísimo Taj Mahal, visto desde una ventana, para que cada sábado nos sintamos un poquito más cerca de India. Ahora sí, algunas fotos.

Qué les parece? Opción apta para bolsillos argentinos (ya no se le puede echar más la culpa al tesorero de la iglesia eh?) Sección quejas y reclamos: ¿Cuándo voy a recibir fotos de sus aulas?? Esta pobre alma quiere recrear sus ojos con cosas nuevas, y viajar aunque sea con la imaginación, así que denle esa alegría os imploro (enviar a gise.femopase@gmail.com) Luego del momento catártico, me despido atentamente hasta el próximo post! Gise

Maratón

Hola a todos y todas! Heme aquí dispuesta a resucitar este blog, que tan olvidado lo tuve estos últimos meses. Como muestra de mi buena voluntad, en el día de la fecha comienzo con una maratón de post. No será olímpica, pero garantizo 1 día un post durante esta semana. Qué tul?

En sus marcas…listos…

Ya. En el post anterior les adelantaba que entre las innovaciones del trimestre tenía en mi top de preferidos (soy compulsiva de las listas) un primer puesto indiscutido, el cual ocupa nuestro barco.  

20131207-185949.jpg

 

Construido a base de una fina y sofisticada madera, fibrofácil para los amigos del bolsillo,  sobre una plataforma de pallets. La verdad es que no se qué tanto puedo detallar de su proceso de  elaboración porque en la maderera “Los Primos” (se merecen el chivo) se encargaron de todo. Después Sabri se dedicó a pintarlo, que, de paso, agradezco a “Pinturería Del Centro” por la generosa donación de pinturas (no creo que lean el blog, pero bueno, el mundo necesita saber de esta gente generosa).

20131207-190105.jpg

 

Adentro lo rellenamos como pudimos con colchones y almohadones. Al barco lo estamos utilizando, con mesura, especialmente para el momento de la historia (algunos se suben, otros dramatizan la historia, o todos escuchan…). Lo de la mesura lo menciono porque últimamente estamos teniendo arriba de 30 enanillos cada sábado, y el barco no está preparado para tantos tripulantes. Pero la verdad que las veces que lo usamos los chicos estaban súper emocionados de subir.

20131207-190035.jpg

 

Debo confesar que con el barco no fue amor a primera vista. En un principio tenía la idea de un barco más grande, donde se puedan poner directamente todas las sillitas, cosa de que sea nuestra “base de operaciones” durante las actividades. Pero al final, nos fallaron los cálculos, y quedó más exclusivo de lo pensado. (“Recalculando” diría la voz del GPS).  En fin, gajes del oficio.

Las nubes que observan en el firmamento son un intento de réplica de estas maravillosas nubes (en la página está el tutorial). Si las hacen recomiendo armarse de valor, paciencia, y plasticolas. Pero valen la pena.

Me voy a navegar entre las sábanas, así que me despido esta vez con un hasta mañana!

Cambio y fuera.